Unicorn Wines

Giovanni Canonica

Habíamos escuchado durante varios años a amigos del vino sobre el vino de Giovanni Canonica, siendo el principal obstáculo las pequeñas cantidades que produce, exportando a Japón la gran mayoría.

Tras tres visitas, podemos decir que es un placer poder ofrecer los vinos de Giovanni, aunque sean pocas cantidades.

La primera cosecha se remonta a 1983, tiempos difíciles en la zona, sólo vendían vino a granel y uva cultivada.

En Barolo fue de los primeros en cambiar de rumbo, enológicamente hablando. Es un partidario de nuestro tiempo, un Michail Bakunin del vino.

En ese momento, pocos entendieron el viaje que estaba haciendo: intervenciones limitadas en el viñedo pero sin ceder a los dogmas agrícolas, prensado de la uva a la antigua , con los pies, prácticamente no tenían maquinaria, sin enzimas ni levaduras seleccionadas.

Gianni siempre dice : “Quiero que mi Barolo casi se haga solo”. “Cuando empecé, muchos se reían de mí, tal vez incluso hoy”.

En los 90, sin embargo, algo cambió: “Se volvió a otro tipo de vinos, otra forma de concebir esta bebida. Yo los llamo vinos más simples “.
Entonces, mientras se difundía la idea de producir vinos menos artificiales, llegaron los primeros importadores japoneses y “se llevaron todo el vino que tenía en la bodega”.

Incluso hoy en día, el mercado más grande de Canonica es Japón, casi la mitad de lo que produce se distribuye allí. Con poco más de dos hectáreas de terreno trabaja diez mil botellas, dos Barolo y una Nebbiolo. Gianni comenta: “Queríamos quedarnos pequeños para poder tener mucha más libertad”, explica.

La etiqueta, provocativa, escrita a bolígrafo, sin florituras, cuenta el camino de la pureza que está tomando este artesano de Barolo, que en los años en que se usaban botellas de vidrio pesadas y altas, embotellaba con las más baratas y ligeras.

La etiqueta, dice Gianni, significa: “Bebe lo que hay dentro. Representa el vino que producimos tan bien como somos ”.

Paiagallo es un viñedo de ladera bastante pequeño a 300-400 metros, bastante alto en la ladera sobre la ciudad de Barolo. Canonica tiene alrededor de 4 hectáreas , incluidas algunas plantadas con Barbera (“solo para la familia”, pero otro gran vino).

El trabajo de Canonica es súper tradicional en las viñas, sin productos químicos. En bodega el mismo planteamiento: uva prensada con los pies; fermentación de levadura autóctona; sin control de temperatura; fermentación muy larga en madera; 2-3 trasiegas al principio, y luego solo una al año después de la maloláctica; envejecimiento en botte (barricas viejas de madera muy grandes).

Barolo Paiagallo tiene una gran energía, transparencia y enfoque, que lo conectan con algunos de los mejores vinos que hemos catado del país..
En algunos detalles nos recuerda a otros grandes vinos de la zona: la inquietante cereza negra de Cascina Francia, el tanino maduro pero intenso de Bartolo Mascarello, el equilibrio entre la elegancia y la rusticidad de G. Rinaldi, la pureza y la energía de Cappellano.

Grinzane Cavour, quizás menos tánico que Paiagallo, pero con esta dirección de vieja escuela de Barolo, firme, con energía y un final apoteósico.

Sin duda uno de los grandes iconos de los vinos italianos, un placer ofrecerlos a nuestros clientes.

Translate »
PEDIDO MÍNIMO 6 BOTELLAS ı ENVÍO GRATUITO A ESPAÑA (PENÍNSULA)